También hay estudios que demuestran que el enamoramiento genera cambios en el cerebro, especialmente en zonas asociadas a la motivación, la recompensa y las habilidades sociales, pero son totalmente reversibles. https://t.co/OotyZfqmdp

from http://twitter.com/Hipertextual
via IFTTT