En 2015 se llevó a cabo un estudio en el que se analizaban los efectos de la oxitocina, conocida como hormona del amor, sobre el cerebro de varios voluntarios. Comprobaron que los efectos generados eran similares a los de una borrachera. https://t.co/OYM9d8O3rU

from http://twitter.com/Hipertextual
via IFTTT